Oportunidades

Quiero empezar esta publicación, diciendo que esto lo escribí en el 2014 y lo publiqué en La Serena Online: http://www.laserenaonline.cl donde tuve la oportunidad de publicar columnas de opinión y esta fue una de ellas y espero publicarles con el pasar del tiempo todas las que publique (que no fueron muchas).

Los invito a leer el diario online de La Serena Online, y a seguirlos en sus redes sociales de facebook y twitter y a estar informador de lo que ocurre en la cuarta región de Chile.

Además, les quiero decir que este texto lo edité para publicarlo acá, así que no estará 100% igual al de un año atrás.

Oportunidades

Creo que la palabra Oportunidades, es una de las palabras que más se escucha continuamente durante la vida en general, en todo contexto y en distintos lugares, en especial cuando se refiere a las ofertas de último momento cuando pasamos por nuestras “tiendas favoritas” (si, esas son aquellas que  escuchas sin esfuerzo, las encuentras inmediatamente y puede que no la desaproveches), pero no es ese el escenario en el que me situaré.

Hoy les hablaré sobre las Oportunidades de la vida, aquellas que aparecen sin buscarlas, cuando menos las esperamos y con las que no cuesta tomar una decisión por lo que está en pro y en contra de lo que estemos o no haciendo en ese momento, oportunidades que algunas veces no aprovechamos.

¿Será cierto que cuando se dan las oportunidades, éstas son únicas y no se vuelven a dar?

Sinceramente, creo que es subjetivo, que depende de la oportunidad, pero sí creo fielmente que, cuando se encuentran, hay que aprovecharlas y, si el resultado es bueno, ¡genial!, sino aprendes.

La palabra “oportunidad” se utiliza mucho en nuestro vivir, ya sea consciente o inconscientemente.  Y se da en variados ámbitos de nuestra vida, es ese “algo” que te produce un no se qué cuando se abre una puerta, ventana, el cielo, la tierra (dependiendo del grado que pueda influir esa oportunidad en tu vida) y con la cual te empieza a surgir una sensación de ansiedad y nerviosismo… y sin duda…. duda. (ok.)

Nosotros, desde que nacemos tenemos oportunidades, de estar en una familia que nos quiera, de ir aprendiendo y corriendo riesgos y, con el pasar del tiempo se vuelve frecuente y tal vez difícil obtener nuevas oportunidades, pero independientemente como aparezcan en la vida, éstas nos ayudan a lograr cosas.

Las oportunidades están, pero el problema más común es que no las vemos, claro porque son hechos, y sucede que hay veces que nos cerramos tanto de mente (en lo personal me pasa, no tanto, pero me pasa), tanto sobre creer en la vida, que nos protegemos con el miedo, desconfianza y lo conocido y ultra conocido por nosotros, y si, tal vez en algunos casos se debe ser la persona correcta en el momento preciso para obtener una oportunidad, ¿pero quién dice que no podemos ser esa persona siempre? Es una cosa de actitutd, y pararse frente al mundo y pensar, decir, o gritar (bueno no sé si tanto, depende de cada uno, sólo es una forma de expresión) “soy único y nadie se parece a mi como yo no me parezco al otro”, con esto ganarías autoconfianza y tu actitud cambiaría e incluso podrías llegar a ser más positivo.

Además, es posible que no tengas oportunidades a cada hora o a cada día, pero cuando aparezcan las notarás, y la sensación de éxtasis frente a ella te avisará y dirá: “¡Hey! Es tu momento, sigue adelante”.

Ahora, si crees que es algo de suerte, prepárate para atraerla, toma tu tiempo, porque la suerte es algo directamente relacionado con la confianza que puedas tener o no tener sobre ti (buena suerte versus mala suerte eh!)

Sinceramente creo que, si una persona confía en sí misma, cree en ella, y anda con una actitud positiva, humilde (y no arrogante) las oportunidades las encuentran mucho más fácil y se podrá para frente a ella, tomarla, aprovecharla y avanzar en su vida. Si no, las oportunidades estarán frente a tus ojos y no las verás, estarán frente a ti y no las sentirás y después terminarás con una actitud de que nada bueno te pasa en la vida, como cuando decimos que nunca ganamos nada, nunca logramos nada, etc. (estoy generalizando, pero seamos sinceros: alguna vez lo hemos hecho, dicho y sentido lo que escribí recién).

Así que: toma tu tiempo, confía en ti. Sé curioso, cree en ti. Se positivo, quiérete. Esfuérzate y no te quedes sentado con una cerveza en la mano esperando a que las oportunidades lleguen, búscalas, porque si crees en el destino llegarán; si crees en el karma, bueno las oportunidades actuarán de acuerdo a cómo actúes tú; si crees en esas energías súper poderosas del círculo de la vida, las energías cambiarán para que las oportunidades aparezcan frente a tu puerta de la vida; pero independientemente de tus propias creencias, que probablemente no sean las mismas que las creencias de la persona que más cerca este de ti en estos momentos o de la cual estés pensando ahora,  las oportunidades que tenían las puertas cerradas para ti, las abrirán, sentirás y vivirás. Atrévete.No dudes, porque siempre ganarás, desde algo muy ultra mega hiper bueno y único para ti, como una experiencia en base a una decisión que tomaste y aprendizaje para el futuro.

Espero les guste, si quieres comenta, si quieres comparte, si quieres sigue este blog.

Un beso gordo,

Hasta la próxima.

~ Cami Aranfu.-

¡Comenta!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s