Errores: Yo, tu, ellos

Errores: tú, yo y ellos

 

Hay ciertas cosas en la vida que se sabe que son un error pero no se sabe muy bien que son un error porque la única forma de saber que son un error es cometer el mismo error y mirar hacia atrás y decir: “Sí, eso fue un error”. Así que en realidad, el error más grande sería no cometer el error, porque entonces te estarás toda tu vida sin saber realmente si algo es un error o no. Y maldita sea, yo no cometí errores. He hecho todo esto, mi vida, mi relación, mi carrera sin errores. ¿Tiene todo esto sentido para ti?”  – Lily Aldrin (Personaje de How I meet your mother?)

 

Hace un tiempo comencé a ver esta serie y en un capítulo me llamó la atención esta frase, que quedó grabada después de retroceder esa parte del capítulo varias veces. Cuando la escuche por primera vez, me causo 2 sensaciones: 1) Pensé que la actriz era seca para decir eso tan rápido, con tanta frustración, credibilidad, nerviosismo, seguridad, sin errores; 2) Luego pensé que eso pasa. A partir de ese momento me fui por las nubes pensando en los errores y en otras cosas, lo que mis amigos llamarían: “La Mila se fue en las cosas de la vida interplanetaria”…

 

Yo, en lo personal he cometido errores (cientos en estos 22 años) y creo que me quedan varios más por cometer. Todos cometemos errores cuando vamos creciendo, viviendo cada aventura que se nos coloca en el camino ¿por cosas del destino? ¿Por las casualidades de la vida? ¿Por las metas que nos proponemos cumplir? Por cualquier motivo, se pueden llegar a cometer errores, ya que nadie es perfecto, aunque suene cliché… y estos errores que vamos cometiendo son parte del aprendizaje que nos hará ser mejores personas cada vez, que nos “ayudarán” a conocernos y tratar de hacer mejor las cosas siempre, pero (siempre hay un pero) no significa que haya que vivir cometiendo errores…

 

Como sea, los errores –a veces- son necesarios y a esto se sume lo siguiente: tener cuidado también con lo que dicen los demás. ¿Por qué nos afectará tanto lo que dicen los otros (en algunas situaciones)? ¿Es por qué estamos más vulnerables en ese momento? O ¿por qué buscamos la aprobación de nuestros actos en cada momento, todos los días? Sinceramente, pienso que no hay necesidad de eso, de estar siempre atentos en el “qué dirá el resto”, lo digo en serio, porque si viviésemos pensando en eso y limitar nuestros actos al 100% en este factor de lo que dirán las terceras personas, en serio que se pasarían cometiendo errores. O sea, si podemos llegar a pensar en estas cosas más de una vez durante nuestras vidas (y lo hacemos, lo hago), pero, también hay que tener cuidado en las cosas que se toman en cuenta y en las que no y… en las que te tienen que afectar y en las que no. Recuerdo que en un ramo de la universidad, una profesora nos decía en clases que las criticas afectaban a todos, y que deberíamos hacer nuestras cosas pensando siempre en el resto, porque ellos te evalúan, sea en el trabajo, en los estudios, en la familia… yo creo que si eso pasara, no lograríamos satisfacer nuestras necesidades, nuestros objetivos, no aprenderíamos, no nos arriesgaríamos, no conoceríamos nuestros límites, nuestra capacidad.

 

Y además, en todos lados habrán personas a las que no les agrades, que te criticaran constantemente, como también habrán personas que no te agradarán en absoluto (y pasa, estas dos situaciones han pasado, pasan y pasarán siempre) y estas personas pueden ser vecinos, compañeros de clase, profesores, hasta incluso familiares…

Si no te agrada alguien, no le hagas la vida imposible o lo andes pelando por cielo, mar y tierra o, esperando a que algo le pase para comenzar a hablar, si lo haces, constantemente: Error.  Eso no es sano, no es sano para ti, porque pasarías parte de tu tiempo enfocado en cosas y personas en vez de preocuparte por ti mismo, y por supuesto, haciéndole daño a alguien. Si no te cae bien alguien, ya sea porque conoces su forma de ser o porque simplemente lo/la viste por primera vez y fue como si te cayera un balde de agua fría, filo, que no te afecte y vive… por ti.

 

Ahora, si sientes que no le agradas a alguien o a un grupo de gente, (que puede pasar por el simple hecho de que todas las personas son diferentes  y que en el mundo encontrar a personas 100% compatibles –que en lo personal no creo que exista-, además de que no conozco a una persona sola persona que le caiga bien a todo el mundo porque); si sientes que no encajas en un lugar; trata de que no te afecte, que no te distraigas, que no te quite tiempo eso, porque si lo haces, cometerás un gran error, y si lo has hecho, reflexiona y comienza a darte cuenta de que hay cosas mucho más importantes que ello, porque si, no les negaré de que es fome no simpatizar con muchos, encajar, pero nosotros no existimos tanto por las demás personas, ni para las demás, en cada momento de nuestras vidas, sino más bien, existimos en el mundo por nosotros mismos y… que existan personas que dependan de nosotros o que nosotros dependamos de ellos (como lo que sucede en la familia) es distinto, un caso especial, los intereses son otros, no el qué dirán.

 

Otra cosa, no hay que tratar de aparentar cosas solo por caerle bien al resto, eso… otro error. Creo que si alguien hace esto es porque no tiene una identidad propia, una esencia única, a la larga es una persona que no confía en sí mismo, y ¿cómo se podrá confiar en alguien si ese alguien no confía en sí mismo? Ok, se puede, pero esa confianza tiene fecha de vencimiento, porque a la larga, tarde o temprano, pasará ese algo que te demuestre la verdadera esencia de aquella persona, y te sentirás tan decepcionado, que aunque hagas que no te importa, sabes que te importa, te afecta y no sabrás que hacer… si lo has hecho, aprende de ello… yo aprendí.

Aunque suene repetitivo o lo que sea, hay que mostrarse al mundo como somos siempre, en la vida de familia, amigos, estudios, no buscar caretas para cada contexto, no ser como que en público mostrarse una persona dispuesta, capaz, motivada y en privado, en su zona segura, ser todo lo contrario y no hacer nada y sentarte a esperar que las cosas pasen por si solas… porque las cosas no pasan simplemente porque sí, siempre hay una razón de por medio, y no te darás ni cuenta cuando un día te verás encerrado, sin saber qué hacer, porque no pasó algo que esperabas pero que no hiciste nada para que ocurriera…

 

Pienso que estas situaciones, (un poco enredadas, lo sé) hay que tener ciertas características, que están identificadas por las siguientes palabras: Inteligencia, Capaz, Único, Especial

 

Hay que SER INTELIGENTE: si tú eres inteligentes, creo que podrás diferenciar lo que te hace bien, de lo que te hace mal; de lo que eres capaz y de lo que no, y ante esto último, reconocerás tu debilidad y tendrás 2 opciones: hacer algo para mejorar, o quedarte sentado(a) sin hacer nada, y si haces algo para mejorar, que sea por ti.

 

Hay que SER CAPAZ: capaz de enfrentar riesgos, retos, buenos y malos comentarios, capaz de hacer algo que te haga sentir bien a ti, capaz de lograr tus metas de la vida. Depende netamente de ti, de cómo tomes cada situación de tu vida

 

Hay que SER ÚNICO: tú eres tú y no eres alguien más, como otra persona es esa persona y no es tú. Simple: hay que sacarle provecho a nuestras cualidades, a lo que nos hace diferentes y vivir con ellas de la mano, quererlas y crecer.

 

Hay que SER ESPECIAL: las personas son buenas por lo que son, las personas que son “malas” es porque no son eso que quieren ser y buscan los medios para “hacer como que son” y eso… no funciona para ser exitoso en la vida.

 

Pienso que si uno es todo esto, y lo trabaja y es perseverante, esforzado, dispuesto… dejará de compararse, de no quererse, y comenzará a confiar en sí mismo y con ello lograr las cosas propuestas. Dejará de fijarse en el de al lado y/o de dañar a otros y de dañarse, engañarse. Si una persona es todo esto, vivirá más tranquilo, y esa tranquilidad la transmitirá al resto, y conocerá personas hermosas a lo largo de su vida que perdurarán en el tiempo. Pienso que si una persona es todo esto, estará más feliz.

 

Yo lo estoy trabajando, lamentablemente tenemos que esperar a que ocurran cosas para darnos cuenta de lo que pasa, es decir, de cometer errores… que pueden llegar a ser tan sin sentido, como aquellos que son importantes cometer para en un momento dado abrir los ojos y avanzar y aprender.  Yo trato de no esperar, de ocuparme más y preocuparme menos y trabajo ahora en mí, por mí y por nadie más… Y aún tengo mil defectos, y errores que me faltan por comente, pero con el pasar del tiempo espero tener menos defectos y menos errores, no porque ya haya cometido alguno, sino porque con lo que voy aprendiendo, no sea necesario cometerlos… porque los errores no se planifican… pasan

Un comentario en “Errores: Yo, tu, ellos

  1. jose antonio alvarez dijo:

    He leido atentamente lo que has escrito, y bueno he quedado sorprendido, por lo que dices , y realmente eres una persona muy inteligente,te felicito Cami , sigue por ese camino largo y serperteante de la vida, que nos depara muchas sorpresas. la vida como tal es un don de Dios, y si nos relajamos cometemos errores tal como dices por alli en tus escritos, como tambien el no cometer errores no es parte de la vida, y asi contruimos la vida para llegar a sorprender y,caminar hacia el sendero establecido. una vez mas te felicito Cami.

    Me gusta

¡Comenta!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s