Escribir Jugando #2

Se siente igual

Era un día como cualquiera, me encontraba sentado tomando mi desayuno en completo silencio con el televisor encendido, consistía sólo en un té con bastante azúcar para calmar los nervios.

“Hoy se iniciará la travesía más impactante de la historia. Carlos, todo el país y el mundo te desea lo mejor en este viaje sin retorno, rezaremos por ti para alumbrar tu camino como con una linterna” – Dijo el conductor y no pude evitar pensar en el cohete que dibujé a los siete colgado en la oficina del observatorio.

Hace 20 días inicié mi viaje y ya nada se siente igual.


El mes pasado leí bastantes creaciones con el desafío de noviembre y me encantó participar con mi relato: “Las voces del bosque”, espero les guste este nuevo relato con el que participo en la dinámica de diciembre y por su puesto los dejo más que invitados a visitar El blog de Lidia para deleitar con sus creaciones y sus dinámicas, ella siempre comparte los enlaces de las personas que participan y el escrito que elige como ganador cada mes.

Si quieren saber de qué se trata el desafío de diciembre, puedes ingresar a través del siguiente botón.

Queridos lectores, muchas gracias por pasar a leer una vez más, en un mes logré los 500 me gusta en el blog y una gran cantidad de seguidores que nunca esperé. Muchas gracias un beso para todos y por su puesto, nos seguiremos leyendo por un buen tiempo más.  

Cariños,

No olvides que también puedes seguirme en mi redes sociales:

11 comentarios sobre “Escribir Jugando #2

  1. Muy buen micro, Cami. Has integrado muy bien todos los elementos del reto. Me encanta que el protagonista se enfrente a un “viaje sin retorno” y, además, que recuerde en ese instante el dibujo que hizo de niño y que tiene colgado en el observatorio. ¡Muy, muy bien!
    Muchas gracias por participar 🙂
    Feliz fin de semana

    Le gusta a 2 personas

    1. Que bueno que te haya gustado. Estuvo muy entretenido el desafío de este mes.
      Si cuando somos niños empezamos a construir nuestras fantasías que a veces cambian al pasar los años o se matienen hasta convertirse en el sueño de la vida. Saludos y muchas gracias por pasaerte a leer y obvio por el comentario.

      Le gusta a 1 persona

  2. Atravesando el Universo como un observatorio ambulante Carlos, semi hibernado, vería lo que nadie había visto nunca. Pero él, seguía recordando su último té dulce, tan lejano ya en la distancia.
    El motor del cohete solo se iniciaba brevemente para evitar los asteroides, en esos momentos se convertía en un minúsculo cometa y su cola era el haz de una linterna en mitad de la nada.
    (66 palabras)

    Saludos Cami 🖖

    Le gusta a 1 persona

¡Comenta!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.