Blogmas #11: Storytime 2

El día que la Noche Buena fue el 24 al medio día.

Una de las razones por las cuales no soy taaaaaan fanática de la Navidad es porque no recuerdo un año en donde haya sentido que todo fuese mágico. No recuerdo de por sí una Navidad sin vacios, esto porque no siempre estaba mi padre a pesar que no soy hija de padres divorciados. El solía trabajar por turnos y casi siempre estas fechas de fin de año las pasaba trabajando, así que sólo éramos mi madre, hermanos y yo. 

Lo otro es que, a pesar de que siempre les cuento de la familia unida y de cuánto los amo y nos apoyamos mutuamente, con familia me refiero s un círculo super cerrado: mamá, papá, hermana, hermano y sus respectivas familias… tíos, tías, primos y primas, abuelos… sólo son de nombre. No suelo verlos mucho, no suelo compartir con ellos tanto como alguna vez hubiese querido. Si hay excepciones obvio, a mis tías de la parte de mi mamá y a mi única abuela con vida que tengo se podría decir que las quiero y disfruto esas tardes que surgen a veces jugando lota. 

Con esa introducción les contaré de esa vez que pasé la Noche Buena al medio día del 24 de diciembre. 

Ese día (y lo siento, no recuerdo que año), mi papá tenía que viajar al trabajo, el mismo 24 así que teníamos dos opciones: una, celebrar la cena navideña en la bajada del turno que seguía y guardarle los regalos a él para que los abriera solo, lo cual sucedía casi siempre o; dos, adelantar la cena a un almuerzo familiar y fingir que vivíamos en Corea del Sur o en cualquier otro país con 12 horas de diferencia a Chile y hacer el ritual de colocar al Niño Jesús en el Pesebre y abrir los regalos.

La elegida fue la segunda, ese año éramos sólo cuatro (mi hermana vivía en otra región y por las fechas no le convenía viajar) y cenamos en el almuerzo. 

Creo que esa fue una de las pocas veces que sentí “magia” en el ambiente y era super raro, pero al menos, él viajaría tranquilo, nosotros quedaríamos tranquilos y felices hasta la próxima bajada donde continuaríamos con nuestras vidas normales. 

No creo que les haya dicho esto a mis padres alguna vez, pero gracias a ellos siempre viví en una familia consolidada con sus virtudes y defectos como todas, y siempre hasta que mi papá hizo su retiro anticipado de la empresa donde trabajaba, viví con el miedo de quizás nunca más lo vería y es re fome sentir eso a corta edad y por aaaaaaños.

También sé que existirá el día en que éstas y otras fechas no las pase con ello y algún día ellos ya no estarán o yo ya no estaré, porque nunca se sabe, así que, aunque un poco tarde, hoy en día trato de disfrutar cada momento y cada fecha especial que pueda pasar con ellos y con mi familia.

Blogmas 2018
– Blogmas #1: Idea y planes para la Navidad.
– Blogmas #2: Película navideña favorita.
– Blogmas #3: Storytime – El día que cené empanadas.
– Blogmas #4: ¿Dónde sueles pasar la Navidad?
– Blogmas #5: Tradición favorita Navideña.
– Blogmas #6: Wish List Navideña
– Blogmas #7: Christmag tag
– Blogmas #8: Looks Navideños
– Blogmas #9: CamiLinks Navideños
Blogmas #10: Lo que amo y odio de la Navidad

Cariños,

No olvides que también puedes seguirme en mi redes sociales:

14 comentarios sobre “Blogmas #11: Storytime 2

¡Comenta!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.