Let’s talk #1

Hola bloggeros/lectores! ¿Cómo han estado? De corazón espero que super bien… en mi caso me he encontrado super, ya recuperada al 100% y con harta energía…

Lo sé, volví a desaparecer por unos días y he extrañado leer sus entradas, comentarios e interactuar con ustedes ya sea por aquí he incluso en mis otras redes sociales, la verdad es que me desaparecí del mundo cibernético por estos días por completo… pero fue justo y necesario, porque pude concretar una de las cosas que más buscaba en estos últimos meses y puedo decir que HAY BUENAS NOTICIAS, aunque no les hablaré de eso aún, aunque sólo puedo adelantar que desde el lunes no tendré tanto tiempo como quisiera para estar aquí frente a la pantalla… escribiendo, escribiéndoles y escribiéndome…. ¿se entiende?

Espero que estos primeros días del año hayan estado muy buenos para ustedes… Wow! 2019 ya!, ¿no les pasa que cuando cambiamos de año nos cuesta acostumbrarnos a que sólo aumento un dígito?

En estos días que me he desconectado por las cosas que he tenido que hacer y por las que vendrán, aproveché también de terminar el libro: Los pilares de la tierra de Ken Follett y honestamente tengo una opinión que respecto al libro que fue cambiando a lo largo de las 1.402 páginas que tenía…. Espero subirles pronto una reseña o algo parecido respecto a este libro, la he comenzado ya así que apenas la termine, resuma y lo haga lo mas leible posible estará aquí en Té blanco, letras y otras cosas. 

Como este 2019 quiero leer más, como lo hacía de antaño, ya comencé otro libro (aplausos!) y el elegido es Después de ti de Jojo Moyes para saber de una vez por todas como sigue la historia de la primera parte: Yo antes de ti.

Además siguiendo un reto personal tipo propósito de año nuevo, estoy dedicando 20 minutos diarios a una actividad que me gusta hacer, así que: volví a jugar juegos de consola y estoy retomando el piano y elegí la canción The truth untold de BTS recomendada por unas de mis seguidoras en instagram el año pasado… no sé mucho de este grupo la verdad sólo que a mi sobrina le encanta y a mucha gente más por lo que he visto en las redes sociales, sin embargo esta canción musicalmente me gustó bastante y la versión en piano que les comparto a continuación se escucha muy relajante y no tan “tristona”.

Bueno, este fin de semana seré todo blog, así que esperen por ello y entréguenle mucho amor a lo que se viene.

Muchas gracias por leer una vez más. 

Cariños,

No olvides que también puedes seguirme en mi redes sociales: