Chao 2018 – Hola 2019

Ya se podría decir que se fue un año más, al menos en muchos países ya le han dado la bienvenida al 2019 con celebraciones y fuegos artificiales… No quiero caer en si fue un buen año o uno malo, fue un 2018 y por lo bueno y lo malo estoy agradecida, sin embargo espero con mucha esperanza y deseo que el 2019 sea uno muy bello pues ansío mis 365 nuevas oportunidades por venir. 

Sé que este año he estado un poco desmotivada y sé también que eso no será motivo por no querer esta fecha un poco menos, porque el Año Nuevo siempre ha sido mi festividad favorita, mucho más incluso que la Navidad, pero no por el tema de la fiesta y la comida y el “reventarse” carreteando, pues yo soy una mujer muy tranquila y las veces que he salido un Año Nuevo hasta amanecerme están contadas con los dedos de una mano.

Me gusta esta fecha porque es un poco loco el como esperamos la oportunidad Nº 365 para pensar en aquellos momentos que han pasado y nos han llenado de disferentes emociones, de las personas que conocemos y de aquellas que dejamos atrás, pero que independientemente se queden o salen de tu vida, dejan una huella en tu corazón y formar un recuerdo en tu vida.

Me gusta el año nuevo porque no puedes predecir nada de lo que vienen, sólo son páginas en blanco que irás llenando día a día, paso a paso… Escribirás tu propia historia en un cuaderno con 365 hojas en blanco, donde cosas que no esperas harán de tu día algo único, que pueden llegar a generar un cambio en tu vida para lo cual puedes como no estar preparado para ello.

Aunque no lo reconozca y por más que intente planificar mis próximos movimientos, ideas, actividades y deseos, no tengo un guión escrito que me describa cada emoción y vivencia que voy a tener en los días venideros, lo cual me causa temor, pero me hace sentir más viva y entusiasmada y por más que suene cliché lo siguiente… si, en el último día de un año, pienso todo esto y más, como nunca lo pensé en el resto de los 364 días.

Si miro hacia atrás, este año ha sido un tanto difícil en lo personal, pero me ha servido para crecer y de corazón lo quiero seguir haciendo como también quiero seguir haciendo las cosas que me gustan y aquellas que dejé de hacer.

Este 2018 me enamoré más de la vida como ningún otro, fue desordenado, un poco desastroso, fue bello y cada día que pasaba hizo crecer mis esperanzas y sueños.

Quiero un 2019 mucho mejor y con mi mente y corazón abiertos esperaré llenar cada página en blanco que la vida me regala nuevamente con lo bueno y lo malo que pueda pasar, atesorando por siempre lo bueno que reciba y aprendiendo de cada error que pueda existir en mi camino.

A todos ustedes, que me han acompañado este cortito tiempo en este mundo blogger, gracias y les deseo siempre mucha felicidad, prosperidad y vida mañana y siempre.

FELIZ 2019 PARA TODOS!

Muchas gracias por leer una vez más. 

Cariños,

No olvides que también puedes seguirme en mi redes sociales:

Blogmas #19: Maquillajes navideños

Siguiendo con la serie de blogmas, para el día 19 ideé un pseudo tutorial de maquillaje en colaboración con una Instagramer/Youtuber Chilena, sin embargo y siendo honesta con ustedes: no resultó, pero en caso que en los días que quedan logramos hacer la colaboración obviamente la compartiré con todos ustedes.

En todo caso, no los puedo dejar sin blogmas, así que a continuación les dejo 3 maquillajes que encontré en Pinterest como inspiración para la Navidad y como bonus, 3 para el Año Nuevo.

Noche Buena / Navidad

1.- Maquillaje en tonos dorados y rojos

La Navidad se destaca por muchas cosas, en especial sus colores: dorados, amarillos, rojos, verdes… colores que son super intensos…. este maquillaje lo encontré ideal para aquellas que no buscan algo muy elaborado, pero que destaque.

2.– Maquillaje con tonos verdes y rojos

Para hacer un maquillaje más jugado que desafiará quizás la zona de confort de muchas, propongo este que incluye un tono verde en el párpado inferior…. bien navideño, bien vivo y bien entretenido.

Para los labios, unos rojos al estilo coreano no estaría nada mal.

3.- Un maquillaje creativo

Ahora si quieres divertirte y jugar con el maquillaje, encontré esta idea muy linda y super a doc con la festividad. No se ve difícil, pero si creo que implica harta paciencia.

En los labios, usaría un tono nude, para no quitarle el foco de atención a los ojos.

Año Nuevo

1.- Un maquillaje brillante

El año nuevo se celebra, haya sido bueno o malo el año anterior. Este maquillaje esta lleno de brillo y se adapta (encuentro yo) para una cena, una fiesta, o algo más tranquilo, pero igual de importante.

2.- Un maquillaje sencillo

Si eres de las que les gusta maquillarse, pero no mucho y aún así quieres algo que sea bonito y elegante, esta opción es ideal… un doble delineado con brillo.

3.- Un cut crease con color

Me encantan los cut crease, siento que hacen que la mirada que entregas sea mucho más interesante. Esta opción es sutil, pero con color.

En los blogmas anteriores se realizaron las siguientes ideas. Puedes ingresar a cada una de ellas a través de los links.

Blogmas 2018
– Blogmas #1: Idea y planes para la Navidad.
– Blogmas #2: Película navideña favorita.
– Blogmas #3: Storytime – El día que cené empanadas.
– Blogmas #4: ¿Dónde sueles pasar la Navidad?
– Blogmas #5: Tradición favorita Navideña.
– Blogmas #6: Wish List Navideña.
– Blogmas #7: Christmag tag.
– Blogmas #8: Looks Navideños.
– Blogmas #9: CamiLinks Navideños.
– Blogmas #10: Lo que amo y odio de la Navidad.
– Blogmas #11: Storytime 2 – El día en que la Noche Buena fue el 24 al medio día.
– Blogmas #12: Tu árbol de Navidad.
– Blogmas #13: Películas que siempre veo en Navidad.
– Blogmas #14: 5 videos navideños en Youtube.
– Blogmas #15: Un día con Cami.
– Blogmas #16: Regalos DIY navideños.
– Blogmas #17: Lecturas para la época navideña.
Blogmas #18: Cola de mono casero.

Muchas gracias por leer una vez más. 

Cariños,

No olvides que también puedes seguirme en mi redes sociales:

Resoluciones para el Nuevo Año.

El año 2019 se encuentra a la vuelta de la esquina y hay que reconocerlo, nos ponemos estresados, melancólicos e incluso ansiosos por ese futuro incierto, pero poniendo nuestras esperanzas en que será un buen año el que viene…. otras personas pueden pensar que es sólo un cambio de número en el calendario.

Bueno o malo, el año 2018 ya se va y nos estamos preparando para despedirlo con ganas y como siempre, muchas personas alrededor del mundo comienzan a hacer las resoluciones que esperan que sucedan en el próximo año, cambios de hábitos, nuevos trabajos, estudios, salud, aprender cosas, etcétera, etcétera, etcétera… y como buenos seres humanos, muchos lo dejamos para el último momento, incluso cuando ya comienza la cuenta regresiva del 10…9…8…7…6…5…. pensamos en qué queremos hacer y lograr.

Muchos, creo yo, que este cambio de número del calendario, es una oportunidad para enfocarnos en nuestras vidas, para establecer nuevas metas y como para (mágicamente) reiniciar nuestras vidas sin retroceder en el tiempo ni congelar el pasado, sin embargo, establecer estas metas u objetivos es un mero capricho popular de las personas, pero uno muy lindo y casi siempre lleno de promesas poco reales que a conciencia sabemos que no cumpliremos, pero aún así nos las proponemos, o sea, no porque diga que quiero hacer más ejercicio, me inscribiré en un gimnasio e iré día por medio, pero aún así quiero realizar más ejercicio.

En todo caso, si somos realistas, hay que reconocer que sea lo que sea que queramos como deseo de año nuevo, no se cumplirá de la noche a la mañana ni que mágicamente despertaremos el primero de enero con un superpoder que nos hará invencibles y con energías exclusivas para cumplir nuestras propias promesas, por más uvas que comamos a la media noche anterior… si puede que la caña (o resaca) de la noche anterior sea mayor a las ganas de comerzar a alcanzar nuestras metas.

Hay que ser pacientes y no olvidar lo que queremos, y no esperar a que sucedan de milagro.

En mi caso, mis resoluciones para el año 2019 son dos:

Dedicarle 20 minutos al día a realizar actividades para mi beneficio personal 

Me gustan hacer tantas cosas que al final termino haciendo nada, y son actividades que me benefician a mi: me relajan, me llenan, me hacen feliz, así que de las 24 horas que tiene un día, quiero dedicarle al menos 20 minutos diarios a uno de mis hobbies: piano, artesanía, lectura.

Trabajo, salud y amor

Quiero tener un buen trabajo, buena salud y amor en mi vida. Quiero disfrutar de la compañía de los mios y de mi amor propio también.

¿Cuáles son las resoluciones más comunes que las personas todos los años se hacen?

Salud

Esta creo que va de la mano con el exceso de las fiestas y/o vacaciones, quieren dedicarle tiempo a comer saludable, hacer más ejercicios, dormir lo suficiente y tener menos estrés sin abusar de la poca actividad diaria, dejar los vicios que te hacen feliz, pero que sabes te hacen mal. En fin, queremos vivir balanceados y equilibrados: es decir, felices.

Carrera profesional vs. Vida familiar

Queremos tener un trabajo que nos permita un desarrollo profesional y si es poco estresante mejor, pero que también no nos consuma tanto tiempo de vida para poder disfrutar de la vida. Seamos realistas: muy pocos trabajos así existen y para lograrlo debemos esforzarnos y escalar poco a poco. Sin embargo, el común de las personas deben salir todos los días a trabajar y no siempre es algo que les gusta hacer, y llega la interrogante de si es realmente eso lo que quieres hacer con tu vida… cuando la respuesta a esto es negativa, se plantean buscar nuevos desafíos para lograr lo que realmente buscan para ser felices y aprovechan el nuevo año para empezar con mayor motivación y ganas para hacerlo.

Muchas gracias por leer una vez más. 

Cariños,

No olvides que también puedes seguirme en mi redes sociales: