10 cosas de noviembre que me hicieron feliz

Cuando por fin me decidí a activar este sitio, lo imaginé como un lugar donde podría canalizar mis energías y soportar la ansiedad de no entender muy bien por qué pasan algunas cosas, un espacio donde lidear a través de la escritura, creativa, de opinión, de recopilación y creo que en este mes que llevo con ustedes leyéndome y visitándome a diario me dado mayor confianza, que no pensé que lograría en tan poquito tiempo. 

Es un espacio un tanto informal donde me distraigo menos por mis preocupaciones y ocupaciones y entrego más a en un lugar que se ha transformado en un espacio de recuerdos. 

Mi vida se ha tornado lenta y aún así los días vuelan ante mis ojos y quiero aprovechar este espacio para hablar con ustedes de todo un poco (cómo ya lo han ido notando), pero también de irnos conociendo que aún me falta un poco, y como soy bien observadora y detallista (no malinterpretar por favor) creo que siento la esencia de ustedes cuando los visito en sus blogs. 

Esta nueva serie que inicio el día de hoy, es una que se realizará de manera mensual, y táchenme de positivista, pero es una serie con la que quiero lograr para volver a ver las cosas que marcaron mis momentos más felices, para así ir dejando de lado aquellos momentos que me opacan el año y que hacen que termine diciendo: Ha sido un año malo, como está pasando en la actualidad.

También (e insisto con esto) no suelo expresarme mucho en la vida “real”, es decir, fuera de la pantalla, lo que no quiere decir que no sea sociable o mis relaciones interpersonales sean pésimas, porque no es así, simplemente en algunas ocasiones suelo ser más introvertida y prefiero callar.

Then things o diez cosas será una serie en donde documente de cierta manera las diez cosas (valga la redundancia) que hicieron de mi mes que pasó feliz y sería lindo tener un momento cada vez en donde podamos “hablar” de manera informal de los momentos que marcan una historia en nuestras vidas, por más pequeños que sean.

1. Mi sobrino Guatu haciendo un dibujo para su mamá.

Él no suele (o solía mejor dicho) sentarse a dibujar algo y mi corazón estalló de emoción (que no expresé abiertamente para no intimidar o incomodar) cuando lo vi al lado de su hermana, mi preciosa Dingui D, concentrado pintando un dibujo para regalarle a mi hermana a penas cruzara la puerta luego de una semana sin verla. Le quedó hermoso y el momento del “reencuentro” muy bello. 

2. Clima templado.

La Serena, se caracteriza por ser una ciudad con un clima distinto y es una de las principales críticas que le hacen las personas que no son de acá diciendo que el clima es horrible (no porque haga frío o haga calor) pues SIEMPRE: amanece con sereno, neblina y se mantiene templado o muuuy nublado hasta por lo menos el medio día, donde si es primavera – verano, aparece el llamado cara de gallo por un corto momento, pero disfrutado. Amo este clima.

3. Blogging con Dingui D.

En una de las visitas de mis sobrinos, mi bella D se interesó en esto del blogging, en más, se sentó conmigo y me ayudó a editar fotos e imágenes para el blog. En el post de: 7 días – 7 fotos #1 ella sacó una de las fotografías que se subieron y la editó, en más quiere que le enseñe esto del blog, pero es muy pequeña y esto igual es exposición así que, he pensado que cuando venga por un buen tiempo le quiero enseñar a hacer cosas con el pc, para que vea que no todo es internet o juegos.

4. Star Wars.

Me ví TODAS las películas de Star Wars y fueron momentos de relax y disfrute que no tenía hace tiempo.

5. Kero.

Es pobable que mi Kero aparezca cada mes en esta serie de las 10 cosas, pero es que me llena el corazón verlo lleno de vida, ternura, jugueteo y locuras.

6. Facetime.

Ha sido la principal forma de comunicación visual con mi mamá y se fue una rutina diaria de hablar por ese medio y pelear por quién cuelga primero.

8. Cocinar.

Cociné bastante, y no me gusta cocinar, pero sorprendentemente disfruté cada vez que lo hice y me esmeré en que saliera bien. Al menos ya no se me queman los fideos.

9. Comprar el diario todos los domingos.

Ir a comprar el diario los domingo fue otra rutina obligada de todas las semanas y lo disfrutaba porque también fue una actividad perrunamente acompañada.

10. Los bloggers, mención especial a Natified

Me he inspirado en CADA blog que he entrado en el mes de noviembre y es una actividad que intento hacer a diario. Una de las blogger que destaco por su contenido que me ha motivado a salir de mi zona de confort en cuanto a series es Natified, y estoy viciada con la serie: Strong Woman Do Bong Soon, un dorama (serie coreana) que pueden encontrar en Netflix

Cariños,

No olvides que también puedes seguirme en mi redes sociales:

Reto de los 30 días [Día *23]

Wow! Ya voy en el día 23 de este reto bonito que creo la Mila Punto Com en su blog. Hoy corresponde un día de ternura y les presentaré oficialmente a la mascota de este blog: Kero

Mi Kero nacio un 14 de mayo de 2018 por lo que a la fecha de este post tiene 6 meses cumplidos, todas sus vacunas al día y amor de sobra. A mi vida llegó a ser parte en julio de este año y desde chiquito he tradado de educarlo y enseñarle modales perrunos: aún no me pesca cuando le digo que se siente, pero sabe otras cosas.

Cuando llegó era muy pequeño y a mí me daba un poco de tristeza porque soñaba y lloraba en sueño, a penas se movía o salía de su camita. Además en pleno invierno le daba frío y era demasiado regalón… aún lo es…

Primeros días de Kero en la casa.

Mi Kero llegó muy pequeño a la casa, lo fui a buscar donde una familia que vive en Coquimbo y cuando veníamos en la camioneta tiritó todo el camino asustado. Recuerdo que de inmediato pasamos al supermercado a comprarle alimento y algunos juguetes que no pescó hasta que pasaron algunos días.

Pesaba 1 kilo cuando llegó, hoy con 6 meses ya pesa 3 kilos.

¿Por qué se llama Kero?

Cuando era pequeña me gustaba un animé que daban en la tele y que veía todos los días y algunos fines de semana con una amiga del vecindario: Sakura Card Captors

El monito amarillo se llamaba Kerberos y le decían Kero y por eso el nombre. Antes del Kero tuve 2 mascotas: Una cocker llamada Coca, un boxer llamado Lalo y un maltés con poodle llamado J.

Raza

Su raza es Yorkshire o Yorkie, la verdad es que yo no buscaba un perrito de raza propiamente tal, pero como la casa donde vivo no es mía sino más bien de mis papás una condición era que: no pelechara, no creciera tanto por el poco espacio que había en el patio y mi papá quería un maltés. A mi siempre me han gustado las mascotas en especial los perritos: grandes, medianos y pequeños pero la verdad que en espacio de patio o ante jardín de la casa es muy poco por lo que un perrito de raza pequeña era ideal para tenerlo dentro de la casa. 

Por internet supinos que estaba el Kerito esperando una familia así que me contacté con la familia y partimos a Coquimbo a buscarlo.

 

Apodos

Mi hermano le dice Cokero yo le digo Kerochan o Kerito. 

No tiene muchos sobrenombres o apodos la verdad, pero cuando me preguntan como se llama le dicen Kiero.

Pasatiempo

Lo normal de un perro: dormir mucho, comer mucho, pedir comida (literalmente llega con su plato a los pies de alguien pidiendo comida), jugar con sus pelotas, peluche o botellas de bebida/agua y hacer tontera que se le ocurra, para eso es bien creativo.

Mejor recuerdo con tu mascota

En estos 6 meses que ha estado en mi vida el mejor recuerdo es cuando lo tuve conmigo por primera vez, llegó en el momento justo a alegrar mi vida y la de todos. Mis sobrinos lo adoran.

Eso sería todo por el día 23. Nos leemos mañana con el día 24 y si quieres saber cual fue la temática del día 21, ingresa en el siguiente botón.

También pueden leer más del reto de los 30 días ingresando en la siguiente imagen: 

Cami Aranfu

No olvides que también puedes seguirme en mi redes sociales: